Advertencia sobre el Movimiento Popular Perú

Una advertencia sobre el Movimiento Popular del Perú y la conspiración policial "Sol Rojo".

Desde la derrota de la guerra popular en el Perú, en junio de 1999, el Movimiento Popular Perú — la organización originalmente generada por el Partido Comunista del Perú para el trabajo partidario en el extranjero — asumió una posición errónea de “defensa” de una supuesta “guerra popular en el Perú”. Los miembros del movimiento fueron (des)informados constantemente por un personaje llamado Tomas Pérez, que pretendía representar al Comité Central del Partido Comunista del Perú (que en realidad ya no existía). Este hombre, del que se sabe que colabora con la policía sueca y que ha violado a sus propias hijas y a miembras del Movimiento Popular Perú, dirigió este organismo como si fuera su dictadura personal, y eso durante toda la década del 2000. Lo más probable es que Pérez trabajó y sigue trabajando para la CIA o los servicios de inteligencia peruanos.

La “guerra popular en el Perú” que fue promovida por el Movimiento Popular Perú en la década del 2000 fue una mezcla fantasiosa y ecléctica de la lucha armada de las dos Líneas Oportunistas de Derecha peruanas — la que representaba “Artemio” en el Valle del Huallaga, y la que representaba “José” en el VRAEM. Una vez que esto fue descubierto por los miembros del Movimiento Popular del Perú, estos se escindieron de este organismo, abandonando la conspiración policial que se autodenominó, en distintos momentos, “Comité Central del Partido Comunista del Perú”, “Movimiento Popular Perú”, “Asociación de Amistad Suecia — Nuevo Perú”, “Círculo de Estudios 26 de Diciembre”, “Círculo de Estudios 24 de Septiembre”, “Círculo de Estudios Sol Rojo” y “Asociación de Amistad Dinamarca — República Popular del Perú en Formación”, que opera los sitios web redsun.org, solrojo.org y maoistisktforum.org (anteriormente: maoistisktforum.se). El grupo detrás de estos nombres está formado por dos personas en Malmö, Suecia.

El “otro” Movimiento Popular Perú lanzó una serie de tres polémicas contra la conspiración policial en 2011-12, cuales revelaron, basicamente, la inexistencia de una guerra popular en el Perú. Estas polémicas fueron publicadas en nombre de la Asociación Nueva Democracia, organización generada de la Base Alemania del Movimiento, que administra el blog vnd-peru.blogspot.com y el sitio web banderaroja.org. Sin embargo, debido al carácter extremadamente dogmático y subjetivista de la línea desarrollada por el Movimiento Popular Perú bajo la dirección de Pérez en los años 2000, el Movimiento Popular Perú no pudo reconocer la derrota de la guerra popular. Viajaron a Perú, donde se aliaron con la tercera Línea Oportunista de Derecha peruana, encabezada por “José”, que ellos mismos condenaron pocos meses antes. Su justificación interna fue que había algunos elementos de izquierda dentro de esta facción, que estaban trabajando para llevar a cabo una “reorganización general del Partido Comunista del Perú” “en y para la guerra popular”. Sin embargo, estos elementos fracasaron (y fueron sumariamente “depurados” en el 2018 por “José”) — porque la tarea real era reconstituir el Partido — y el Movimiento Popular del Perú, reducido a retazos desde el año 2000, degeneró en un organismo de apoyo solapado a la lucha armada mercenaria de los caudillos liderados por “José”.

En este sentido, alertamos a nuestros lectores sobre las organizaciones y páginas web mencionadas. Reproducimos los documentos del Movimiento Popular del Perú escritos antes de 2012 con el entendimiento explícito de que representan una tendencia dogmático-revisionista — que en esos tiempos no fue el aspecto principal de su línea, aunque estaba ya muy cerca de serlo — que es peligrosa para el movimiento comunista internacional. Los vestigios del Movimiento Popular del Perú no son hoy más que una secta dogmático-revisionista. Obstaculizan la reconstitución del Partido Comunista del Perú y operan como un parásito sobre el cuerpo de los movimientos comunistas en los paises donde operan (Suecia y Alemania).

Teniendo esto en cuenta, por favor, lean con atención y críticamente.

Suiza, Febrero 2022
REDACCION
LA BANDERA ROJA