Partido Comunista de Suiza (Fracción Roja): “Gonzalo vivió, Gonzalo vive, Gonzalo vivirá siempre”

Reproducimos el siguiente mensaje que nos ha enviado la Comisión Política del Comité Central Provisional del Partido Comunista de Suiza (Fracción Roja):

¡Proletarios de todos los países, uníos!
Hay un objetivo, ¡la conquista del Poder!

„GONZALO VIVIÓ, GONZALO VIVE, GONZALO VIVIRÁ SIEMPRE“

Comisión Política
Comité Central Provisional
Partido Comunista de Suiza (Fracción Roja)
11.09.2021

„[…] ¿morir?; como materialista creo que la vida termina algún día, lo que prima en mí es ser optimista, con la convicción de que la labor a la cual sirvo otros la han de proseguir la llevarán hasta el cumplimiento de nuestras tareas definitivas, el comunismo. Porque el temor que podría tener sería el que no se prosiguiera, pero ese temor se disuelve cuando uno confía en las masas. El peor temor, al fin y al cabo, es no confiar en las masas, es creerse indispensable, centro del mundo, creo que eso es, y si uno es formado por el Partido con la ideología del proletariado, con el maoísmo principalmente, comprende que las masas hacen la historia, que el Partido hace la revolución, que la marcha de la historia está definida, que la revolución es la tendencia principal, se le esfuma el temor y solamente le queda la satisfacción de ser argamasa y, junto a otras argamasas, servir a poner cimientos para que algún día brille el comunismo e ilumine toda la Tierra.“

Comité Central del Partido Comunista del Perú: „Entrevista al Presidente Gonzalo“, 1988.

Estimad@s compañer@s de La Bandera Roja,

Recibid nuestros firmes saludos rojos. Lamentablemente, el tema de nuestro mensaje de hoy no es positivo, como estamos seguros de que ya podéis suponer. Por la importancia del tema y también por el papel que desempeñamos en la guianza — al menos ideológicamente — de gran parte del movimiento revolucionario proletario de este país, os pedimos que publiquéis íntegramente el presente correo electrónico y lo tituléis „Gonzalo vivió, Gonzalo vive, Gonzalo vivirá siempre“.

Hoy un hombre fue asesinado en la cárcel, una cárcel construida sólo para él. Justamente al otro lado de la costa de Lima, la capital de Perú — un país que hoy sigue encadenado, rico en recursos pero mantenido pobre por las potencias imperialistas que lo dominan y lo reparten como trozos de pastel entre ellos mismos. Un país en el que 70.000 niños mueren cada año por enfermedades tratables y desnutrición, en el que los campesinos son oprimidos y explotados como en la Europa medieval por los terratenientes feudales, en el que los trabajadores se afanan en fábricas cancerígenas y minas inseguras, todo ello en beneficio de una clase de parásitos indeciblemente ricos de otros países — la burguesía — y de sus fieles servidores dentro del país, los capitalistas compradores y burocráticos que venden el Perú, sus recursos y su pueblo al mejor postor extranjero.

No ha muerto un hombre cualquiera, compañer@s, sino el Presidente Gonzalo, el Jefe del Partido Comunista del Perú (PCP) y de la revolución que éste dirigió. Fue un comunista que luchó toda su vida no sólo por la liberación de las masas y el pueblo peruano, sino por la clase obrera de todos los países, por el socialismo y el comunismo. Ese es todo el corpus delicti, todo el cuerpo de su aparente „crimen“: que el Presidente Gonzalo dirigió la revolución peruana, que dirigió a millones de peruan@s en la guerra popular contra el semicolonialismo, el semifeudalismo y el capitalismo burocrático-comprador. Por eso lo metieron en una minúscula y subterránea celda de hormigón blindado en la isla del Callao, que es una base naval de la marina peruana, donde estuvo preso en condiciones de prácticamente total aislamiento durante cerca de 29 años (de hecho, lo asesinaron un día antes de cumplirse 29 años de su encarcelamiento). Porque luchó por el pueblo, porque lo dirigió, fue un „terrorista“ bajo la ley peruana, porque por supuesto las leyes y la constitución dominantes en una sociedad son siempre las leyes y la constitución, pues, de la clase dominante. En el punto más alto de la guerra popular, el pueblo, bajo la dirección del PCP, construyó una nueva sociedad en el 40% del país, mientras que la participación en el sistema electoral burgués bajó tanto, que los boicoteadores fueron siempre el partido más grande (¡y eso en un país donde no votar está castigado por la ley!). Los terroristas ilegítimos no son los comunistas, sino el viejo y podrido Estado y gobierno del Perú, y sus soldados de a pie, que esterilizaron a cientos de miles de mujeres indígenas y pobres, para que ya no „produjeran pequeños comunistas“. El Estado ilegítimo que sólo representa a las clases explotadoras, que ha asesinado y desaparecido extrajudicialmente a decenas de miles de personas, y enterrado sus cuerpos en fosas sin nombre por todo el Perú. Creen que pueden ahogar la revolución en sangre y enterrar a sus luchadores a dos metros bajo tierra. Pero lo que no saben es que l@s camaradas y compañer@s que enterraron son semillas, y que la sangre que derramaron las riega. De esas semillas crecerán cientos de miles de hermosas flores, entre ellas la del presidente Gonzalo, no sólo en todo el país, sino en todo el mundo.

Hace dos meses, os enviamos nuestro comunicado „Entre la oscuridad y el amanecer se levanta un sol rojo“, sobre el plan diseñado por el Estado peruano de asesinar al Presidente Gonzalo, dejándolo morir a causa de sus enfermedades no tratadas. En ese momento, el viejo Estado había anunciado abiertamente que trasladaría al Presidente Gonzalo a un hospital supervisado por los Fuerzas Armadas. Ya entonces escribimos:

„Si muere, sea en ese hospital o en el campo de concentración del Callao, será un asesinato. Privar a un hombre de tres décadas de su vida, privarlo de los derechos y condiciones más elementales, y luego verlo morir – por causas „naturales“ o no — eso es un asesinato, un magnicidio, diga lo que diga el enemigo.“

Este es el hecho de la cuestión: El Presidente Gonzalo fue asesinado. Después de décadas de negarle tratamiento médico, lo internaron en un hospital, claro. Pero luego, lo volvieron a trasladar a su diminuta y asfixiante celda en agosto, y desde entonces, no hubo tratamiento médico para el Presidente. El Estado peruano admite incluso que su estado empeoró gravemente el 9 de septiembre, pero que le negaron el tratamiento hasta su muerte (afirman que se lo iban a dar el día que murió, pero está pues extremamente claro que esto no es más que una mentira barata).

Compañer@s, ahora no es el momento de ser pesimistas. Por muchas mentiras que difundan sobre el comunismo, sobre los comunistas, por mucho que intenten enturbiar el agua: limpiaremos la suciedad, no podrán engañar a gente para siempre. Ahora los medios de comunicación monopolistas burgueses tratan de amontonar basura sobre la tumba del Presidente Gonzalo y de arrojar su cadáver a esa misma agua enturbiada. Pero los cadáveres flotan, su crimen no pasará desapercibido por mucho tiempo. La venganza comunista suele llegar tarde, pero llega inevitablemente. Como ya dijimos:

A veces las cosas pueden parecer oscuras y sombrías, pero recordemos: cuando la noche se vuelve más oscura, es cuando sabemos que el sol volverá a salir pronto. En 1976, el sol rojo se puso en China, con la restauración del capitalismo, no sólo en China sino también en Kampuchea y Albania, nuestra clase se quedó sin una base de apoyo internacional, pero sobre todo con la desesperanza y la pérdida de perspectivas, y justo antes del amanecer, cuando parecía más oscuro, un sol rojo amaneció en Perú — con rayos que quemaron todas las mentiras sobre ‚el fin de la historia, ‚la caída del comunismo‘ y ‚la obsolescencia del marxismo‘. Un sol que un día iluminará a toda la humanidad, como ya ilumina a millones en la India y en Filipinas. Hoy es así, los rayos de sol luchan por abrirse paso entre las tinieblas, por romper la oscuridad, pero como dice el presidente Gonzalo, tenemos que ser optimistas, porque sabemos que el amanecer es una ley independiente de la voluntad de las humanidad. A la luz del sol no le importa cómo uno se sienta sobre ella. Habrá muchos más como el Presidente Gonzalo. No sólo será vengado, sino que será sucedido.“

El sol volverá a salir, esta es una ley que no se preocupa de nuestros sentimientos personales. Porque la causa a la que el presidente Gonzalo dedicó toda su vida, el comunismo, es inevitable. Porque esa marcha que Marx y Engels comenzaron a recorrer solos en 1848 no se ha detenido nunca, ni un segundo. Cuando uno cae, muchos más toman esa bandera roja de libertad, presagio del futuro. Si la clase obrera de hoy no conquista el poder, entonces la mayor parte de la tierra, y la mayoría de nosotros junto con ella, morirá. Los más ricos de los imperialistas podrán huir a la Antártida, a Groenlandia o a Marte y hacer que los más pobres de ellos se conviertan en los obreros más explotados, si no en esclavos. Aun así, el comunismo vencerá, solo que tardará más, porque la humanidad nunca se extinguirá por completo, y mientras haya clases, la lucha de clases se desarrollará hacia el comunismo. Han podido matar al Presidente Gonzalo, pero no pueden matar su pensamiento, ni el comunismo, por mucho que lo intenten.

Los explotadores, los opresores, saben que se están muriendo. Tienen miedo. Un caso de estudio de esto es Hernando de Soto, un político y economista peruano burgués, cuyas medidas de austeridad no fueron más que un genocidio contra el pueblo de Perú. Él tuiteó:

„Murió el genocida [Presidente Gonzalo]. Me encargaré que el Pensamiento Gonzalo muera con él. […]

Aunque esto puede parecer una burla triunfal, en realidad revela que los capitalistas burocráticos y compradores saben que el pensamiento Gonzalo sigue vivo, que ni siquiera la aniquilación física de Gonzalo podría matar la teoría con la que actuó durante toda su vida adulta, que transmitió a otros. Demuestra que saben que, por mucho que declaren que el orden reina en el Perú o en cualquier otra parte del mundo, la revolución se levantará una y otra vez — en todas partes — y declarará: „Yo fui, yo soy, yo siempre seré“.

Esto es algo que ya dijo el propio Presidente Gonzalo, como lo citamos en „Entre la oscuridad…“:

Ahora más que nunca, lo que planteó el presidente Gonzalo mantiene su validez:

[…] no hay que confundirse por los falsos terremotos, al fin y al cabo si hay un terremoto se cae toda la casa, te sacas los escombros y sigues trabajando, es un principio. Para entonces la fracción decía así, el problema es que el partido es el partido, y si al partido lo destruyen hay que construir una vez más y asunto concluido, si lo destruyen diez veces se levanta once y si es once doce. Siempre ha sido así, […] es clase, firme resolución, creo que es importante.‘

-Declaraciones del Presidente Gonzalo durante el interrogatorio del SIN, septiembre de 1992.

Y además:

Al hombre le pueden quitar las cosas menos lo que tiene acá [en su cabeza]. A nadie se lo quitan, aunque lo maten. Si uno muere, esto queda en los demás, y eso nunca se va a borrar‘

-Declaraciones del Presidente Gonzalo durante su detención en Lima, 12.09.1992

,[¿Habrá más Presidente Gonzalos?] Yo creo que habrá muchos y mejores.‘

-Declaraciones del Presidente Gonzalo durante otro interrogatorio del SIN, 1992.“

El Presidente Gonzalo fue un iniciador, pero nosotros seremos sus continuadores. El Presidente Gonzalo sintetizó el maoísmo, y creó el pensamiento Gonzalo, que es la aplicación del comunismo a las condiciones del Perú, pero al mismo tiempo contiene lecciones cruciales que son necesarias para el éxito de la revolución mundial de hoy. Estos aportes suyos deben ser estudiados, son el único aporte sistematizado a la cuarta etapa del marxismo que surgirá en las próximas décadas, donde — frente a la destrucción de la tierra en que vivimos por el imperialismo — los pueblos del mundo tendrán que elegir entre el socialismo o la extinción. Es una necesidad absoluta para nosotros los comunistas, si queremos tener éxito en nuestros esfuerzos revolucionarios, asumir el pensamiento Gonzalo, es decir sus aspectos universales, los aportes. Por supuesto que también tendremos que estudiar y aprender de los errores del Presidente Gonzalo, y más aún tendremos que desarrollar sus aportes aplicándolos, para hacer realidad la nueva, cuarta etapa del marxismo. Pero no nos equivoquemos, el comunismo de hoy es marxismo-leninismo-maoísmo-pensamiento Gonzalo.

Ha llegado la hora, camaradas y compañer@s. El momento de convertir la campaña para defender la vida del Presidente Gonzalo en una campaña para vengar su vida. Nos reafirmamos en lo que ya establecimos:

Hemos escrito muchas palabras. Pero las acciones hablarán más fervientemente que las palabras. La cuestión es que tenemos que actuar. Defender la vida del Presidente Gonzalo, exigir su liberación, vengarlo en caso de que muera, con esto se trata de mantener vivo su pensamiento, de cambiar la realidad material con la crítica por las armas. […]

No estamos aquí para hacer reivindicaciones políticas vacías ni para regurgitar lo que repiten una y otra y mil veces los oportunistas. Grafitis, folletos, manifestaciones vacías… ¿Acaso esto va a mantener vivo el comunismo?

Todos los que participen en la campaña para asesinar al presidente Gonzalo — que también es nuestro presidente — los que le ‚apoyen‘ hipócriticamente, serán castigados. Los que han hecho campaña por su ejecución durante décadas serán castigados. Los que le han negado la atención médica y los derechos de los prisioneros de guerra serán castigados. Estas personas serán castigadas con acción militar. La acción militar llevará a la transformación política, como él mismo nos ha enseñado. Nunca será liberado ni vengado mientras las palabras se queden en palabras y los hechos se queden sin hacer. Y si el Presidente Gonzalo es asesinado, estas acciones, hechos concretos, demostrarán una vez más que por mucho que se arrastre nuestra bandera por el barro, el comunismo está hoy tan vivo como en 1980, que lo está aún más, gracias a sus aportaciones.“

Nos parece apropiado terminar este mensaje con la letra de la marcha fúnebre bolchevique que se tocó en los funerales de tantos de los que murieron por el comunismo:

Caísteis víctimas en la lucha mortal

De amor sincero hacia vuestro pueblo

Disteis todo lo que teníais por eso

Por la vida, por el honor, por la libertad.

A veces os agacháis en cárceles húmedas

Jueces y verdugos han juzgado

Sobre vuestra audacia

Y a regañadientes fuiste con grilletes en los pies.

La tiranía caerá y el pueblo se rebelará

El gran pueblo poderoso y libre

¡Adiós hermanos nuestros! Habéis caminado con honor

Vuestro camino de valía y rectitud.

Hoy, la orden del día es:

¡CASTIGAR A LOS ASESINOS DEL PRESIDENTE GONZALO!

EL PRESIDENTE GONZALO FUE ASESINADO: ¡HAY QUE DAR GOLPES INOLVIDABLES A LOS CULPABLES!

¡TRANSFORMAR LA CAMPAÑA PARA DEFENDER LA VIDA DEL PRESIDENTE GONZALO EN LA CAMPAÑA PARA VENGAR SU VIDA!

11.09.2021

COMISIÓN POLÍTICA
COMITÉ CENTRAL PROVISIONAL
PARTIDO COMUNISTA DE SUIZA (FACCIÓN ROJA)

P.D.: Nos alegramos de que La Bandera Roja esté de nuevo on-line — y no sólo en un onion service sino también en la clearnet. De verdad, solidaridad a todos vosotros, nunca dejéis de hacer lo que estáis haciendo. También queremos aprovechar la ocasión para denunciar esta censura anticomunista contra vosotros, compañeros. Por eso estamos con vosotros al levantar las consignas que habéis hecho en vuestro comunicado:

¡LA BANDERA ROJA NUNCA SERÁ ARRIADA!

¡LA REVOLUCIÓN NUNCA PODRÁ SER CENSURADA!

CONTRA LA EXPLOTACIÓN IMPERIALISTA Y CAPITALISTA, CONTRA ESTE ESTADO OPRESOR Y TODOS LOS QUE TRAICIONAN A LA CLASE OBRERA HAY SOLAMENTE UNA SOLUCIÓN: ¡LA REVOLUCIÓN!